Primer aniversario de la remodelación del parque Carlos A. Pacheco

El día 29 de abril de 2014 se cumple apenas el primer aniversario desde el día que se hizo oficial la reinauguración de nuestro parque central Carlos A. Pacheco, gracias a la gestión del entonces Presidente Municipal Julio César Sánchez García, quien casi al final de su mandato remodeló varios parques a lo largo de todo el municipio de Tezonapa.

Nuestra comunidad no fue la excepción, y es que ya era necesario pues nuestro parque no recibía atención de tal magnitud desde su inauguración en el año de 1957. Sin embargo los trabajos de remodelación fueron muy criticados en su tiempo debido a la víspera electoral que ya se vivía en esos meses puesto que habría elecciones para elegir al nuevo Presidente Municipal de Tezonapa en el mes de Julio.

Las nuevas obras se criticaron mucho debido a la falta de planeación y conocimiento de uso por la gente del pueblo, se construyeron unas jardineras enormes que le quitaron mucho espacio a los andenes de los alrededores, sobre todo al que se encuentra detrás de la pérgola. Al igual preocupó mucho la reducción de la explanada central debido a que como es tradición ahí se realizan los bailes de año nuevo y eventos como el grito de independencia, como consecuencia de ésto en el primer baile de año nuevo no se pusieron mesas como otras veces debido principalmente a esta problemática de espacio, además los juegos infantiles se colocaron en un mal lugar porque estorban al escenario en este tipo de eventos. Nuestro histórico monumento a la madre fue mutilado en la fuente original en vez de aprovechar la ocasión para hacerla nuevamente funcional y a la pérgola se le quitaron los escalones en la parte izquierda para colocar aun más jardineras.

Este día que se cumple el primer año desde esa reinauguración observamos algunos problemas como resultado de los apresurado de las obras. Los mosaicos de cantera gris comienzan a despegarse y a partirse en varios lugares del parque, los juegos infantiles comienzan a despintarse, la banca que estaba frente a la parada de autobuses fue removida; la fuente de agua y luz que se puso junto a la pérgola es una pérdida de espacio debido a que desde el primer día los niños no paraban de tapar la salida del agua con botellas y basura, y ahora ya ni siquiera la prenden; el centro del parque presenta una cuarteadura enorme debido a un trabajo mal hecho. Como parte de las necesidades del parque se construyó un baño improvisado hecho con palos y hule cerca de la primaria junto al gimnasio, la gente hace ahí sus necesidades y debido a las condiciones de este “baño” se despiden fuertes olores en esa zona del parque afectando principalmente al salón de clases adjunto de la primaria. Por si no fuera suficiente esta problemática, la parte estética no ha quedado exenta, puesto que no hay rincón del parque que no tenga acumulado tizne, tierra o basura; además de la zona cerca de la carretera está llena de polvo debido al paso de los camiones y a que se abrió la carretera para instalar el drenaje, lo que provoca que toda la pintura de esa parte del parque se vea sucia.

Es esperanzador que nuestro nuevo agente municipal tenga ya un proyecto para resolver la problemática del parque pues entre su plan de trabajo se encuentra «Concluir y mejorar las obras del parque Carlos A. Pacheco» y «Componer el baño provisional que se encuentra en el parque Carlos A. Pacheco» pero entendamos que esto también puede ser un problema cultural y que debemos cuidar nuestros parques. Veamos ahora que terminó la zafra si en realidad nuestro parque luce más limpio o si somos nosotros, lo cual nos lleva a formularnos una pregunta que puede instalarse en lo más profundo de nuestra conciencia: ¿Realmente tenemos el parque que nos merecemos?