La colonia infantil de Motzorongo: Regeneración de una clase social.

Antecedentes.

Interior del Asilo de Huerfanos (2)

Durante el porfiriato, aunque pocas, lograron crearse importantes y fecundas instituciones educativas bajo el lema de Paz, Orden y Progreso que se asociaba al gobierno del entonces Presidente Porfirio Díaz. Quizá la más famosa cerca de nuestra población fue la Escuela Modelo de Orizaba, fundada en 1883 por los pedagogos Enrique Laubscher y Enrique C. Rébsamen con cuyo modelo educativo se buscaba la propagación de la escuela elemental, su plan de estudios superaba al de muchos otros planteles pues se tomaban como asignaturas: lenguaje, cálculo, geometría, historia, inglés, francés, música y gimnasia.

Mientras tanto en la Hacienda de Motzorongo era preocupante la cantidad de niños indígenas, pobres, abandonados o huérfanos que ya vivían ahí o llegaban de otros lugares; pero está de más nombrar la nobleza y humildad que caracterizaba al General Pacheco, quien a través de la Secretaría de Fomento que él representaba propone un modelo educativo especial para la gente humilde de Motzorongo y que más tarde, si resultaba exitoso, se implementaría en todos los rincones pobres del país, pues los modelos educativos de las grandes ciudades para la educación primaria de la época no resultaban viables. Nótese la importancia de Motzorongo en el país durante la época del porfiriato.

Como resultado de ésto se funda una colonia infantil y se crea la primera escuela en la hacienda de Motzorongo. ¿Se imaginan en nuestro pueblo un barrio exclusivo de niños? Pues esto en realidad ocurrió en el año de 1889 y cuya fascinante historia detallamos a continuación.

Postales de Motzorongo (III)

Vista del imponente ingenio Central Motzorongo la mañana del 21 de junio de 2014, esta fotografía fue tomada desde el viejo andén del ferrocarríl agrícola antes de que saliera el sol.

Adiós, General Pacheco

Adiós, General Pacheco

Ayer a las siete de la noche falleció en Córdoba el General de División Carlos Pacheco. Tuvo una muerte militar; expiró en un campamento donde no había pabellones de fusiles, sino rieles hacinados y herramienta dispersada; no murió al pie del cañón, pero sí sobre el primer riel de su ferrocarril agrícola.

Hace pocos días y sobre la vía férrea que conduce de Córdoba a Motzorongo, se veía un jacal junto a una mala casa de madera; el jonuco de un guardavía dentro, un sillón, un catre de madera, dos sillas y un hombre descarnado, con ojos brillantes y terriblemente expoliado por la tuberculosis; aquel ser humano se despedía de la vida como un verdadero simple mortal, era el notable exministro, mutilado de guerra y herido en plena paz por una enfermedad hereditaria.

Monumento a la madre motzorongueña

En el año de 1962 por iniciativa de los trabajadores del sindicado se propone la idea de honrar a las madres de Motzorongo con un monumento que ocuparía un lugar especial sobre una pequeña fuente en el reciente parque Carlos A. Pacheco, llamado así en honor del que es considerado el fundador de Motzorongo, el General Carlos Andrés Pacheco Villalobos; esta idea fue aprobada por unanimidad.

Postales de Motzorongo (II)

Vista de nuestro pueblo días antes de terminar la zafra 2013-2014, fotografía tomada el 26 de abril de 2014 a 1 kilómetro antes de llegar a Motzorongo viniendo de Paraíso.